¿Te has preguntado alguna vez cuánto tiempo deberías dormir?

Guillem Bataller

Psicólogo especialista insomnio

A veces, cuando tenemos problemas para conciliar el sueño, tendemos a quedarnos más tiempo en la cama, esperando que eso nos ayude a dormir mejor. Pero la verdad es que quedarte demasiado tiempo en la cama puede tener el efecto contrario y hacer que tu sueño sea de peor calidad. Lo ideal es quedarse en la cama solo el tiempo necesario para descansar, ni más ni menos.

Si bien se dice que los adultos necesitan entre siete y ocho horas de sueño en promedio, la realidad es que este rango puede variar bastante, desde cuatro hasta diez horas. Por eso, cuánto tiempo necesitas dormir es algo muy personal. No hay ningún problema en necesitar más o menos horas que otras personas, siempre y cuando te sientas descansado y puedas hacer tus actividades diarias sin problemas.

Puede que aún no hayas pensado demasiado en esto, pero encontrar el equilibrio perfecto en cuánto tiempo deberías dormir según tus propias necesidades te llevará a sentirte mucho mejor. Para descubrir cuánto tiempo necesitas dormir y, en consecuencia, cuánto tiempo deberías pasar en la cama, te sugiero que consideres lo siguiente:

1. Requerimientos para tu edad: El tiempo de sueño necesario varía según la edad. Los recién nacidos pueden necesitar hasta 18 horas, mientras que una persona de 80 años puede estar bien con solo 6 horas.

2. Antecedentes Familiares: Si vienes de una familia de dormilones ligeros, tratar de forzarte a dormir más de lo que están acostumbrados puede no ser útil. A veces, nuestras necesidades de sueño están influenciadas por la genética.

3. Historial reciente de Sueño: Si recientemente has experimentado problemas para dormir, intenta recordar cómo era tu patrón de sueño antes. A veces, mirar hacia atrás puede ser útil para entender tus necesidades actuales.

4. Evita la Exageración: Es fácil sobreestimar cuántas horas de sueño necesitas cuando estás desesperado por descansar. Intentar forzarte a dormir más de lo necesario puede incluso empeorar la calidad de tu sueño. De manera que, por ejemplo, 6 a 8 horas de buen dormir es mucho mejor que 9 a 10 horas de sueño precario y fragmentado.

5. Restringe Ligeramente el Sueño: A veces, restringir ligeramente el tiempo de sueño puede ayudar. Intenta acostarte 30 minutos más tarde y levantarte 30 minutos más temprano durante unas cuantas semanas. Pierdes eses breve tiempo adicional que pasabas en la cama despierto y en consecuencia duermes más profundamente y tienes más energía para el siguiente día. Mantener esta restricción por unas pocas semanas puede ayudar a establecer tu nuevo patrón de sueño.

Recuerda, no hay una talla única para todos cuando se trata de sueño. Lo importante es encontrar lo que funciona mejor para ti y tu cuerpo.

Tómate un momento para reflexionar sobre cuántas horas de sueño crees que necesitas, considerando todo lo que has aprendido. Una vez que tengas ese número en mente, úsalo como guía para determinar cuánto tiempo pasarás en la cama a partir de ahora.

Recuerda, sea cual sea ese número, comprométete a practicar lo que has aprendido hasta ahora. Entrena gentilmente a tu cerebro para dormir mejor y disfrutar de un descanso más reparador. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. ¡Dulces sueños!

 

Si quieres que te ayude a conciliar el sueño de manera adecuada, mantener un patrón de sueño regular y eliminar el impacto negativo en tu calidad de vida y bienestar general, te animo a que te pongas en contacto conmigo.

Guillem Bataller

Psicólogo especialista insomnio